lunes, 4 de julio de 2016

Entre arriba y abajo, Quinta Parte


Partes anteriores

13-junio-2015(2)

Hace unos minutos mi mente ha rescatado imágenes de anoche que tenia totalmente ocultadas bajo este inmenso dolo de cabeza.Anoche apareció ese fantasma del pasado que te relaté, ¡joder! parece como si lo hubiera invocado.

AITOR, AITOR, JODER CON AITOR, apareció de nuevo en mi vida y no no lo tengo superado, encima esta más guapo que antes tiene el pelo rubio más largo pero no tanto como Mario, pequeños rizos tipo Bisbal, pero ni comparación.... este esta para mojar pan.

Los únicos que conocieron mi amor fueron Triana y Mario, a Carmen la mantuve al margen porque estaba y no estaba.

Triana se entero porque me pillo una nota de amor en mi cuaderno de historia, tonta de mi para ponerme a relatar con todo lujo de detalles de un amor en la parte de detrás de un cuaderno mientras no relataban la primera guerra mundial y el foco de la mía estaba a dos mesas de distancia.


Mario, él sabe todo de mi vida, pasa más tiempo en mi casa que en la suya, no era de extrañar.


Jamás olvidare ese último curso de la E.S.O, mi inocencia seguía brillando y los chicos me seguían generando pánico.
Carmen empezó a salir con su, ¿4º novio?, aunque el 1º novio de verdad,porque los amores de instituto son demasiado raros, ¿ no crees?  por esa razón ella no salía tanto con nosotros y se dedicaba a proclamar su amor, contra todo pronostico duraron más de un trimestre.

Por esa época, ademas tapaba mi marca de nacimiento, parecía un tatuaje y la edad del pavo me volvió tonta del culo, ahora la enseño siempre que puedo.

Cuando Aitor llego a nuestro instituto se dijo de todo debido a que se cambio en el segundo trimestre, se dijo de que si era un macarra, un matón, que había pegado a algún profesor, de todo.......

Ninguna de esas cosas era verdad, se cambio de instituto porque según su padre: no era lo suficientemente bueno para su hijo pero no se iba a gasta el dinero en una privada.
Es un hombre muy gilipollas, te mentiría si te dijera que alguna persona ajena a su familia le tiene aprecio.
Es el típico que quiere que todo sea perfecto cuando él ni siquiera lo es, posee un concesionario de coches de gama bastante alta en Málaga, pero su mujer y su hijo le plantearse que ya que el instituto en el que estaba no era bueno o según eso decía él, que se fuera al pueblo natal de ambos, y así fue y BENDITA IDEA.

En ese fatídico curso decidí dejar las clases de Alemán porque no podía más, lo odiaba y opte por el Francés, para intentar ponerme al nivel de la clase, que por cierto no era muy alto pero tres años dan para mucho, la profesora me propuso que algún compañero me enseñara sus métodos de clase para aprender lo más rápido y me apuntara a una academia, el primer trimestre lo hice pues ningún me ayudo, hasta que llego él, estudiaba en la escuela de idiomas, su nivel era más alto y las clases me salían más baratas.
Nos hicimos amigos e incluso pensé que me miraba con ojos distintos, venia mucho a casa aunque para evitar que mi madre pensara cosas que no eran, nos quedábamos siempre en el salón donde ella podía escuchar y vernos...

El día del examen de la primera evaluación caí y la arrastre a la siguiente, en el examen de recuperación era un matojo de nervios, pero me sentía preparada, salí como una bala del examen con ganas de verle para celebrar que había bordado el examen, además de eso le había comprado un detalle por las clases a pesar de que muchas clases no me las cobraba porque según él: me servían para repasar.

Cuando llegue a la parte atrás del patio  le escuche con sus amigos:

-Entonces, ¿ te vas a declarar ya o qué? porque eso de las clases no cuela encima que se las dabas gratis... no es escusa

-Que si, tío, no me pongas más nervioso, es que me impone, he quedado después del examen, aunque no tengo esperanzas en ella, la verdad es que no es una muy buena alumna y puede que tarde bastante- estaba a punto de salir y tirarle el regalo a la cabeza para callarle esa bocaza- pero a Lucia no le hacer falta hablar francés para ser espectacular.

Lucia, como no, tenia que ser ella, me arme de valor y salí- toma Aitor, mil gracias por las clases pero creo que ya no las necesito para los demás trimestres, adiós.

Media vuelta y me fui lo más lejos que pude, no volví a las clases de francés y me apunte de nuevo a una academia, algo que debí de hacer desde el principio.

Me invente una escusa malisima para mi madre,  de que se había echado novia y ella era posesiva y que ademas él no estaba interesado en seguir dando clases. 



Dos semanas después del bombazo de su ruptura, Aitor llamó a mi puerta, pero no tuve el valor de abrirle, no sé si venía a despedirse, no lo se, no me importaba pero ahora si.

Anoche volví a sentir esa presión en el pecho y el dolor de por segunda vez parecer invisible a sus ojos.
Por esa razón me fui sin  decir nada, muy de niña pequeña pero creo que era lo único que podía hacer si quedar en ridículo como la ultima vez, que empezara con mi tos y la voz me faltara pareciendo que me voy a poner a llorar
¿Crees que estoy exagerando, verdad?
Puede ser, según mi madre a estas edades lo exageramos todo

Quiero pensar que ha sido un mal sueño o sino es así que pronto acabar y volveré a la tranquilidad de mi desconocimiento

Ahora sí, mi madre aporrea la puerta

AGUR



La comida transcurrió con tranquilidad y silencia, demasiado silencio hasta que...

-¿A qué hora llegaste anoche?

-Pues si te soy sincera, no lo se, ama, no mire la hora 

Ese interrogatorio o principio  desato en mí un pequeño temor

-tienes una llamada de Aitor, como estabas dormida no he querido despertarte- tercio mi padre, en ese momento siento que el agua que he tragado decide coger el rumbo incorrecto y desatar una tos que alarmaría  a mi madre:-Salud, hija, ni que hubiéramos nombrado al demonio, dios nos libre.

-Pues casi- dije limpiándome el agua que se había quedado en la comisura de los labios- luego ya... le llamare o le escribiré un mensaje.
No quiso insistir, me conoce bien y lo más seguro es que no recibiera una buena contestación por mi parte.

-¿Cuando coges vacaciones, cariño? Tenemos que quedar con tus padres para ver cuando vamos

-Yo.... quería quedarme este verano aquí y luego subir para el festival de cine- dije mirando el planto

-¿Este año no quieres ir a ver a los abuelos?- replica mi padre

-Claro que si, aita, los hecho mucho de menos, pero  quiero disfrutar de un verano con los amigos antes de que nos separemos- me meto en la boca otra cucharada de sopa- porque no sé si podremos irnos todos y Mario se queda aquí, y no se si podre estudiar en Sevilla, mis notas no son muy buenas.

-Bueno, todavía no sabes si te han cogido, pero no veo que te quedes ese mes sola, ya lo has hecho alguna vez que nos hemos ido, ya eres mayor.

-Gorka, ¿como va a quedarse sola?¿Un mes? Vale que se ha quedado algunas semanas pero no es lo mismo, hay muchos robos y mucha gente, no se yo.

-Venga, quedarse se puede quedar, que ya es mayorcita y es responsable, así disfrutamos de un viaje solos- guiño y sonrisa- que lo andas deseando.

Parece que la idea de un viaje los dos solos aplaca el miedo de mi madre de dejar sola a su polluela.

-¿Tenéis planes para hoy? Estoy de resaca y quiero quedar con estos para ver una peli

-¡Paula!- replica mi madre escandalizada, al ver mi cara de dolor por su grito baja el tono- íbamos a ofrecerte ir al cine, pero quédate en casa venga, cariño parecemos que volvemos a tener veinte años, ¿Cuanto hace que no íbamos al cine solos?

Mi padre sonríe, yo termino  mi plato y dejo a los tortolitos solos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario