martes, 1 de marzo de 2016

Nuevo Amanecer:Capitulo 9, parte 4

Pide un deseo

KENT

-Sabia que te dejarías llevar por tus sentimientos, lo supe desde el día que fuiste a visitarla, has echado a perder el plan de Mark, y Logan ha sido desterrado, a esta alturas ya deben de saberlo todo.

Golpea la mesa con el bastón: -¡Se un hombre y mírame!

-¡He hecho lo que debía!No voy a condenar a mi hija a una vida infeliz, porque tú quieras el poder de todo, ya te hice caso una vez y perdí a la mujer que amaba en ese momento- notaba las manos de Emily en mi espalda, intentando tranquilizarme en vano.

-hablas como cuando tenias diecisiete años, ¡madura!,¿Crees que se quedaría contigo?JA, JA,¡Nunca!,¡Esta con un puto lobo!- da con el bastón en el suelo haciendo retumbar la cocina

-¡Ella es feliz!- me enderezo en la mesa

Owen me golpea en la cara, hacia años que mi padre no me golpeaba:- Eres un blando, siempre supe que no podrías sacar al clan adelante, te di oportunidad de joven y estuviste a punto de echarlo todo a perder por ella,¡maldita sea!¡Si no hubiera llegado a tiempo! ¡Maldigo tanto el día de su nacimiento como el de su regreso!

-¡Owen!-Grita Emily-¿Cómo puedes decir eso de tu nieta?

-Esa criatura no es mi nieta y nunca lo sera, es un ser impuro que jamás debió existir- no aguanto más y le devuelvo el golpe a mi padre, jamás le levante la mano, ni siquiera de joven, Emily me sujeta por la espalda y me obliga a sentarme de nuevo.

-Lo siento, padre

Se ríe, mi padre se ríe mientras se toca la mejilla- al fin le echas un poco de valor, tarde,¿Qué te enfada más, hijo?¿ Qué tenga razón o qué tu hija te odie?

-No me odia, solo esta confusa con tus mentiras- respiro hondo- no pienso apoyar esta guerra, no si ella esa en medio.

-¡Tu hija ya ha elegido bando!¡Lo ha elegido contra ti!- me grita señalándome- ¡No participes, pero esto es la guerra y Logan la encabeza!

-¡Logan no ira a la guerra!-Responde Emily-Logan no es así.....- baja la voz

Owen la mira:- Si que lo es, tiene ideales más fuertes que este inútil al que llame alguna vez hijo.

Ambos nos levantamos a la vez y Emily se interpone entre nosotros:- Venga, pega otra vez a tu padre, cobarde- me tienta- deja te llevar por los sentimientos hacia una sucia loba.

Emily me empuja en dirección contraria y choco contra la isla de la cocina:-Kent, ahora no- noto mi cuerpo temblar, me esta intentando tranquilizar- por favor, hazlo por ella.

-¿Mama?¿Qué pasa?- aparece Tom por la puerta de la cocina restregándose los ojos con una mano y en la otra sujeta algún objeto de madera- ¿Donde esta Anna?


Emily se separa de mi despacio para coger al pequeño:-Se ha ido a casa, porque es muy tarde y tenia que dormir, al igual que tu campeón.

-Tengo que darle sus muñecos- dile enseñándoselos a su madre- no puedo quedármelos, son de ella.

-Bueno, ya se lo daremos otro día que venga- respondo, evito mirar a mi padre que permanece de pie agarrando con fuerza el bastón.

-No va a volver, porque la hiciste llorar - se abraza a su madre- quiero llevárselos.

-Vale, venga, vamos a tu cuarto, que te ponga guapo y vamos a verla- Responde Emily rápidamente, después nos mira a nosotros- Owen sera mejor que te vayas a casa y Kent saca el coche, voy a llevar a Tom a ver a su hermana.

Me giro sobre mis talones y salgo por la puerta trasera de la cocina, me llevo las manos a la cabeza, Angie sabia que no podía protegerla de todo por eso la alejo de mi, ahora me toca a mi seguir con la tarea.

Miro al cielo en busca de respuestas:-Angie, espero que nos eches una mano, querida

ANNA


Solo puedo escuchar aullidos, quizás antes no los apreciaba, ahora si, el tiempo pasa rápido y esta anocheciendo, me muevo en la mecedora observando los últimos rayos de sol que se dejan ver después de una tormenta.

¿Por qué es todo tan complicado? ¿No podía ser normal?Echo de menos mi vida en Inglaterra.

Suena el cristal de la puerta del porche, veo a mi tío pero no esta solo,le acompaña Tom  con su pelo revuelto, me levanto de golpe:-¡Tom!¿Qué haces aquí?-Digo mientras cojo al niño que salta hacia mis brazos sin pregunta- ¡eh! - me abraza fuertemente.

Mi tío le sigue, el sonido del bastón en el suelo es firme: Ha venido con Emily- responde sentándose en una silla.


-Quería traerte esto- me dice finalmente tendiéndome  mis dos muñecos de madera- te los dejaste la ultima vez que has estado en casa y como no ibas a volver- le abrazo con fuerza- ¿ya no me quieres?

Me siento de nuevo en la mecedora, con Tom en mi regazo, me seco los ojos con la mano izquierda mientras cojo los muñecos con la derecha:-Si te quiero,enano,solo que.... a veces los mayores discuten.

-Yo también quiero a mi mama- me interrumpe- Papa quiere a mama pero también a tu mama, yo lo se.

-Yo también. 


No hay comentarios:

Publicar un comentario