miércoles, 10 de febrero de 2016

Nuevo Amanecer: Capitulo 7,parte 2

Nada es lo que parece


ZED
La veo negar con la cabeza a la propuesta de subirse encima de Mark, a él tampoco es que le haga mucha ilusión, los encontronazos entre nosotros han sido continuos, siempre ha habido tensión pero ahora se ha masificado.
Su padre y el mio nunca se llevaron bien.
Dejarle cerca de la chica que quiero no es algo que me tenga muy contento.

Allá, andado firme al lado de su padre, mientras este mueve los brazos como si le contara algo interesante, esto desando que llegue la noche para volver a por ella. Me giro y veo a Jake, tumbado en el suelo como si nada.

-¿Enserio?¿tú? de los que más te oponías¿cómo puedes estar tan tranquilo?-Se acomoda en  modo de respuesta

-A veces te mataría, vayámonos o cruzo a por ella, no me gusta Mark
Se levanta y me da un golpe con su cola, no puedo hacer nada, solo esperarla.

ANNA
El bosque a este lado es muy parecido, bueno, que tonta soy, es el mismo solo esta dividido, pero este no parece tener ningún camino marcado.

-¿no marcáis los caminos?

-No, la gente no se adentra en el bosque, por miedo a encontrarnos, no es algo común, pero podremos dar todos los paseos que tu quieras y las chicas sabrán llevarte al lago, se que te gusta mucho- me dice Kent- mira que suerte, un ciervo.
Miro a mi derecha y veo el ciervo con su majestuosa cornamenta, empieza a correr y pasa la frontera sin ningún problema, ojala todo fuera así de fácil.

-Kent, había pensado,¿podríamos ir luego a la casa que me comentaba mi madre?
Noto como duda- Sí, claro, pero otro día, ¿vale?- es como si me dijera,hoy no, ya veremos si otro día, como le dices a un niño cuando te pide ir a comprar caramelos y no te da la gana- y, por favor, no me llames por mi nombre, cielo, para ti soy papa, no muerdo.

-Vale, perdona, Papa- una sonrisa aparece en su rostro, pero no el mío, no lo siento.

Tras unos minutos salimos del bosque y llegamos al poblado, las casas están  muy juntas y todas más cercas del bosque que en el otro lado, poco práctico,pero claro, viven por y para el bosque.
Las casas de madera me han enamorado, no quiero pensar cuando tenga que volver al frió y gris hormigón.

Me giro y veo que Mark esta en su forma humana, con unos vaqueros y deportivas, yo creo que deben esconder la ropa en algún lado, sino lo no comprendo.Su piel es de tono moreno  y su pelo castaño esta muy cortado.Nos dirigimos a un casa, más grande que el resto, de dos plantas con un jardín delantero, donde esta jugando uan mujer con uno niño entre dos/tres años, supongo que son Emily y Tom, este tiene un gran parecido a Mark, pero la alegría y la inocencia brillan en su rostro.

Cruzamos la verja negra, y ambos se acercan a recibirnos, Emily coge en brazos al pequeño
-Hola, Anna, Bienvenida

-Hola- digo con una pequeña sonrisa, mi padre le da un beso al pequeño y le acaricia la mejilla a la que es ahora su mujer, debe de ser tan incomodo para ella como para mi.
Tom intenta librarse de los brazos de su madre, no para ir hacia los de Kent, sino a los míos.

-Yo quiero con ella- dice estirándose hacia mi

-No, cielo, no molestes- Emily esta algo colorada

-No me importa- digo estirando los brazos-adoro los niños, ¿quieres venir conmigo?

El niño asiente y se tira literalmente en mis brazos, me rio, croe que es la única risa verdadera que he tenido en el tiempo que he estado aquí, su pelo castaño esta peinado hacia un lado y sus ojos son muy parecidos a los míos, enreda con mi pelo y me observa:- te pareces mucho a una foto que tiene mi papa con una señora, pero mi mama no lo sabe.

Miro perpleja al niño y luego a Kent y Emily, parece que no les sorprende el comentario

-¿Quieres que juguemos un poco, enano?- pregunta Mark sacándome del apriete. Tom asiente y lo bajo al suelo, sale corriendo y me deja sola frente a la pareja.

-Perdónalo, es un niño muy directo y muy cariñoso- se disculpa Emily-¿Quieres ver la casa?
Kent me sujeta por la espalda y entramos en la casa, no puedo evitar compararla con la de mi tío.


La casa está muy bien decorada, con un toque muy moderno, la cocina es bastante amplia, tiene una pequeña isla con taburetes para el desayuno, ya veo al pequeño intentado subirse por las mañanas
El salón tiene una gran chimenea y observo que en un lateral junta una librería repleta de libros se encuentra un piano.

-¿Quién toca el piano?- pregunto tocando su superficie

-Yo lo tocaba de pequeña, intente que Mark aprendiera pero no es lo suyo, esperemos que Tom le guste, ¿Tú tocas?-Explica Emily

-Empecé con seis años por- bajo la mirada- por diverso motivos, hace ya unos años que no lo toco

-Pues aquí lo tienes cuando quieras y la librería, es toda mi colección, a ninguno de a estos les gusta

-Es aburrido- replica Kent desde la cocina

-¡Para nada!-decimos al unísono, lo cual nos da risa.



No hay comentarios:

Publicar un comentario