martes, 9 de febrero de 2016

Nuevo Amanecer: Capitulo 7, parte 1

 Te faltan 6 capitulos antes de leer este

7.La otra cara de la moneda

JAKE
Después de ver el vídeo de mi tía, entiendo el afán de Anna  por salir de la protección que tanto he intentado darla, de pedir fotos, de entender porque su pasado queda tan oculto.
Temo por ella, Conozco a Mark, es un chico ambicioso y le gusta el poder, ha´ra todo lo posible para que Anna no se quede o acabara con ella, no quiero pensar en ello.

Estamos en el Claro, de nuevo, todos reunidos,tenemos que ponernos en contacto con ellos y decir que ella quiere ir y ser intermediarios de su visita.

-Yo sigo pensando que es una locura- replica Leah- es poner su cabeza en bandeja,esta claro que muchas luces no tiene....

-Gracias por tu optimismo- Leah mira con desprecio a Sam- Es su decisión, visitas cortas, va por la mañana o tarde y vuelve al anochecer.

-Zed y yo nos encargaremos de acompañarla y recogerla todos los días que ella quiere, siempre que no estés en contra- explico, esperando la aprobación de Sam, que no tarda en llegar, Leah niega con la cabeza, es tan negativa, odia a los osos y seria de las partidarias de que desaparecieran, tampoco confía en que mi prima se quede.
Todo fue porque se enamoró, como todo, el chico era un oso pero no lucho por ella, se dejo convencer y ahora forma parte de la manada y tiene familia, seguro que si se encuentran se lo carga.
Unido a eso es que como a todas las chicas de la manada, si desean tener familia tienen que alejarse de la manada, porque convertirse es peligro en los estados de gestación.

-Entonces, todo aclarado, informareis,ahora es lo que ella desee-levanta la sesión Sam


Nos dirigimos al lago, hoy hace muy bien tiempo, allí están: Anna, Rachel, Emma y Kim.
Estas tres ultimas estaban tomando el sol, sus respectivos novios se tiran encima para hacer la gracia. Anna esta bañándose el el lago, no muy lejos de la orilla, es una cagona.

-¡Cuidado con los tiburones!-Le grito- Les gustan las inglesas.

-¡Vete a la mierda!

Se acerca cada vez más a la orilla hasta que sale, el agua le gotea del pelo,lleva un bikini azul claro que le sienta muy bien y marca sus curvas, estoy escuchando ya de lejos a Zed babear:- Eres un idiota, algún día te tiraras del acantilado y morirás ahogado por mala gente.

-Ya me has cabreado- la cojo y me la colo sobre el hombro izquierdo, ella empieza a patalear y a amenazar con no se qué, le grita a Zed, que va detrás nuestro que la ayude, él se niega claramente, mientras empiezo a correr para meternos más en el lago empieza a reírse.

Me recuerda a mi madre y a mi tía, cuando eramos pequeños y hacían carreras con nosotros a cuestas, esa alegría que desprende,como una luz, no todo el mundo la tiene.

ANNA
Estoy nerviosa, ha pasado una semana más o menos desde que decidí ir, hoy por fin cruzare la frontera, ando a lo largo de la frontera bajo la mirada de Zed y Jake, han querido acompañarme los dos, llevo casi un mes, si o un mes, no lo se, parece años, siglos, y no quiero irme. Esta última semana he quedado varias veces para hablar con mi padre, siempre con el riachuelo por medio y con un lobo detrás mía,
Hoy es el día.

Jake sigue transformado, en cambio Zed ha preferido estar en forma humana, me da más seguridad, nada es mejor que un abrazo.

-Nena, vas a hacer una zanja de tanto ir y venir- me dice con esa sonrisa picara que a veces pone, que entra ganas de comérselo a besos ,pero hoy no hace efecto.

Le saco la lengua y continuo mi paseo, Sue consiguió sacarme los álbumes y las fotos eras parecidas a los vídeos, cumpleaños, bodas, primer día del colegio, navidad, algún dia en el lado, hasta que mi tío apareció con una caja, en ella estaba chupete, sonajero, demás cosas de bebe y las figuras que llevaba en el vídeo, las tengo entre las manos, su tacto pone a ralla mis nervios. 
No le he comentado a mi padre nada de la casa,¿ y si la destruyeron?, o mi padre la remodelo con su nueva pareja, no, por ahora no diré nada.

Me ha hablado mucho de Emily, y parece ser una mujer encantadora, pero sé que nunca la querré como una madre, la tendré afecto como el que le tengo a Sue, bueno seguro que no tanto.
Tengo ganas de ver al pequeño Tom, se le iluminaba la cara cada vez que lo mencionaba¿ le pasaba igual cuando pensaba en mi?¿acaso lo hacia? ...

-Torbellino, para, que hay llegan- me dice señalando la frontera.

Veo aparecer a mi padre con un gran oso pardo de color marrón oscuro, el mismo que vi la última vez, ahora se que es Mark, él fue el que me mando los mensajes, por lo visto no le gusta perder el tiempo.

Creo que me odia, o no le agrada mi presencia, lo comprendo.

Zed me da la mano y me acompaña hasta el límite de dos mundos a la vez tan  iguales y diferentes.
-¿Lista?- me pregunta mi padre desde el otro lado y me tiende la mano. Asiento, beso rápidamente a Zed y con un leve movimiento de mi padre me hace saltar el desnivel.

-Bienvenida, por fin

No hay comentarios:

Publicar un comentario